Entradas

Gracias

Imagen
He tenido la suerte de poder volver de nuevo a Mamma Koko y de llenarme de todo el cariño y el amor de las personas que forman el orfanato, en especial de las más pequeñas, de las que sólo tienen eso que ofrecerte... Otra vez he podido experimentar que estamos llamados al amor y al servicio, que la donación al otro nos hace más humanos, que el dejar de pensar en uno mismo es casi una liberación. Y es que es posible que el ego y la soberbia sean unos de los grandes carceleros que encadenan nuestra alma al vacío. Y que la humildad y la entrega desinteresada, los grandes rescatadores de nuestra esencia que se realiza mirando al otro.
      Lo contrario de amar, es utilizar, y utilizar es despersonalizar. Es despojar al ser humano al que se utiliza de su dignidad, y también a nosotros de la nuestra, porque el amor nos dignifica, y lo contrario nos anula. A veces no somos conscientes de lo que idolatramos, de que despersonalizamos, de que utilizamos, de que damos muchas vueltas a lo que n…

Esperanza

Imagen
Existen diversas opiniones acerca de la esperanza. Los hay que la entienden como una huida de la realidad al esperar algo diferente al presente, o como una no-aceptación del mismo. Algunos creen que ésta no beneficia al hombre, que lo hace vulnerable. Otros piensan que el esperanzado es aquel que tiene una actitud positiva en la vida.  Yo personalmente creo que todo depende de lo qué se espere o en quién se espere. De dónde se busque esa esperanza o en quién se tenga. Dice el Papa Francisco que " para un cristiano la esperanza no consiste en ser optimista, la esperanza es Jesús". Es un don que " nunca defrauda" porque viene de Dios. Hablo de esta virtud hoy, porque es el nombre de uno de los niños del orfanato, ESPOIR, al que no le puede "pegar" más. Él me ha recordado su valor. 
   Espoir es un niño de la Neo que destaca por su alegría y su sonrisa. Siempre te recibe sonriendo. Siempre. Resulta realmente complicado darle el biberón, porque se ríe mu…

Emmanuel

Imagen
Hay una persona muy pequeña de la que aprendí tanto en la Pediatría... Su cuerpecito enfermo no era capaz de moverse, pero su espíritu alegre te regalaba siempre una sonrisa, una carcajada o una mirada penetrante llena de luz y brillo. Emmanuel es la sencillez, es la inocencia, la alegría... también el dolor y la impotencia de ser dependiente, la libertad del corazón pero la esclavitud del cuerpo... Muchos vivimos presos de nuestro cuerpo de otras maneras: porque no es lo perfecto que quisiéramos, porque obedecemos sus impulsos sin pasarlos por la razón, y perdemos el dominio sobre él sin pensar en las consecuencias... Ayer cené con unas amigas y comentamos como las pasiones e impulsos, el hacer lo que nos apetece siempre, nos lleva a convertirnos en personas que pierden su libertad y luego exigen que los demás la reconozcan. Salió con una anécdota el ejemplo de cómo perdemos la libertad al beber más de la cuenta, porque dejamos de tener el control de nosotros mismos, y parece ser qu…

El atardecer en Mamma Koko

Imagen
Echo de menos los paseos al atardecer por el orfanato de la Pediatría de Kimbondo. Aunque en la foto el sol se vea amarillo, es el único lugar donde he visto el sol de un rosa malva... todo un espectáculo. Pero lo mejor de estos momentos era con quién los compartía, los preciosos niños del orfanato de los que he aprendido tanto.

   Puedo decir que el haber vivido allí, donde volveré próximamente, me ha ayudado a conocerme mejor a mi misma y a poder contemplar la vida desde otra perspectiva, desde los ojos sencillos e inocentes de unos niños muy diferentes a los que he conocido en España. ¿Por qué hay tantos niños tiranos que no respetan a los demás o tratan mal a sus padres? ¿ Por qué se busca en tantas ocasiones contentarlos con cosas materiales y sobre-estimularlos con demasiada tecnología? ¿ Por qué la variable tiempo de calidad y juego con los niños se ha convertido en casi una utopía para muchas familias? Se nos olvida lo esencial. Los niños son felices con amor y  cariño, c…

La estrella de Jill

Imagen
Hoy es un día especial para mí y raro a la vez. Es uno de esos días en los que celebras algo, pero no estás todo lo contenta que " deberías".  Entonces, he echado la vista atrás, y me he acordado de ellos...en especial del alegre Jill.  Hace tiempo que volví de Mamma Koko y si todo va bien, tornaré este verano de nuevo al corazón de África. E intento no olvidar todo lo que me han enseñado cada uno de ellos. Sigo pensando que la ayuda que recibimos los voluntarios que vamos, es mucho mayor que la que podemos darles.
   Pero ¿ por qué he recordado a este jovencito en concreto? Lo  recuerdo porque sus carencias le condicionan pero no le determinan, porque sus limitaciones no le impiden que siga luchando por su meta, porque no se pregunta si es injusta o no su vida, simplemente ve las oportunidades y las busca. Jill nació sin brazos, por eso cuando le pedí que me dibujara una estrella, se sentó en un bordillo, y la trazó con su pie.  Siempre era uno de los primeros dispuesto…

Luna de miel en África

Imagen
Una de mis entradas de este blog me veo casi obligada a escribirla sobre ellos. Dos “ clauns” o payasos solidarios italianos, que decidieron pasar su luna de miel con los más necesitados en la Pediatría de Kimbondo.
Cuando la mayoría ( o al menos yo) nos imaginamos nuestro viaje de bodas, los que todavía no lo hemos vivido, normalmente pensamos en un país exótico, con playas paradisíacas, naturaleza, cultura, arte o belleza. Un lugar en el que perderse y descubrir, a la vez otras realidades diferentes a la nuestras, o donde poder descansar y disfrutar.  Solemos pensar en lugares recónditos, que probablemente no volvamos a visitar.
Esto suele ser lo normal. Pero no es el caso de ellos. Ellos son excepcionales. No sólo dedican parte de sus fines de semana durante el año a alegrar la estancia de niños enfermos en los hospitales, sino que pensaron que la mejor forma de celebrar su amor en la luna de miel, sería cerca de los pobres. Por ello, al día siguiente de su enlace, se subieron a…

Conoce al Padre Hugo en persona

Imagen
Quisiera mostraros un vídeo que merece la pena ver y compartir. En él, el propio Padre Hugo nos cuenta su experiencia de cómo empezó todo mientras se ven imágenes de la Pediatría de Kimbondo. Una realidad que también existe y que espero que os llegue al corazón y os mueva a sentiros afortunados y solidarios; a relativizar los problemas y a mirar más allá.
M.M